Orando la Biblia: Cuando tus hijos regresan a la escuela

septiembre 10, 2023

A primera vista, la oración parece ser simple. Es hablar con Dios. Pero en la práctica, podemos tener muchísimas preguntas. ¿Lo estoy haciendo bien? ¿Hay una forma “correcta” de hacerlo? ¿Qué se supone que debo decir? ¿Hay cosas por las que no debería orar? O tal vez nos sentimos bastante cómodos con orar, pero batallamos con el aburrimiento o con perder el enfoque.

Cualesquiera que sean nuestras batallas con la oración, la Palabra puede ser de ayuda. Como Donald Whitney explica, “Orar la Biblia no es complicado. Lee algunos versículos de las Escrituras y haz una pausa al final de cada frase o versículo y ora por eso que las mismas palabras sugieren.” 

En la serie, Orando la Biblia, tomaremos esta idea de orar las Escrituras y lo haremos práctico al compartirte pasajes de la Escritura, una oración modelo y algunas preguntas guiadas para ayudarte a que puedas apropiarte de ello. La oración modelo te puede servir como ejemplo, o la puedes usar como una oración para ti mismo. Mientras pruebas un poco, no te preocupes si te sientes raro o no estás seguro de qué decir. Recuerda, el poder de la oración no viene de las palabras que decimos, sino de Aquel que las escucha.

Escritura ejemplo

Proverbios 18:1-15

1) Su deseo busca el que se desvía, y se entremete en todo negocio.

2) No toma placer el necio en la inteligencia, sino en que su corazón se descubra.

3) Cuando viene el impío, viene también el menosprecio, y con el deshonrador la afrenta.

4) Aguas profundas son las palabras de la boca del hombre; y arroyo que rebosa, la fuente de la sabiduría.

5) Tener respeto a la persona del impío, para pervertir el derecho del justo, no es bueno.

6) Los labios del necio traen contienda; y su boca los azotes llama.

7) La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para su alma.

8) Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas.

9) También el que es negligente en su trabajo es hermano del hombre disipador.

10) Torre fuerte es el nombre de Jehová; a él correrá el justo, y será levantado.

11) Las riquezas del rico son su ciudad fortificada, y como un muro alto en su imaginación.

12) Antes del quebrantamiento se eleva el corazón del hombre, y antes de la honra es el abatimiento.

13) Al que responde palabra antes de oír, le es fatuidad y oprobio.

14) El ánimo del hombre soportará su enfermedad; mas ¿quién soportará al ánimo angustiado?

15) El corazón del entendido adquiere sabiduría; y el oído de los sabios busca la ciencia.

Oración modelo

Padre celestial, tú eres la única fuente de toda sabiduría y conocimiento. Gracias porque tu entendimiento es infinito, y porque nos has dado mentes y corazones que pueden abrazar la verdad de tu Palabra y comprometerse con este mundo que tú has creado. Ayúdame a modelar para mis hijos el gozo del aprendizaje al someterme alegremente a la instrucción de la Escritura y al tener una curiosidad sobre ti y tu creación con actitud de adoración.

Ayuda a mis hijos a abrazar la oportunidad de desarrollar un sano juicio este año escolar. Permite que ellos admitan humildemente aquello que no saben aún y tengan corazones enseñables mientras están bajo la autoridad de otros. Por favor concédeles la sabiduría para que no expongan orgullosamente sus propias opiniones, sino que escuchen antes de hablar.

Señor, perdónanos por las veces que nuestro hablar se ha caracterizado por la necedad y ha provocado a otros a pecar. Que cuando mis hijos usen sus palabras en este año escolar, les permitas ser sabios, oportunos, pacíficos y adecuados para construir a otros. Gracias, Señor, por hablarnos vida y verdad a través de tus palabras en la Biblia.

Padre, me preocupo por las relaciones de mis hijos y las presiones con las que se encontrarán. Cuando ellos interactúen con amigos o hermanos, que no anden en camino de malos, ni se burlen ni deshonren a otros, sino que sean influencia de justicia. Ayúdales a rodearse de consejeros sabios y piadosos para que crezcan en conocimiento y sabiduría.

Por favor ayuda a mi hijo a trabajar con diligencia y excelencia en su escuela, no holgazaneando ni ignorando la corrección. Ser un trabajador fuerte y diligente es una manera de reflejar tu carácter. Ayúdanos a que tanto mi hijo como yo nos deleitemos en reflejarte en este año escolar a través de las labores que hagamos fielmente y sin quejarnos.

Cuando mi hijo enfrente la tentación, o incluso la burla, por parte de sus compañeros por su fe, ayúdale a correr a ti, su torre fuerte. Ayúdanos a clamar tu nombre cuando nos falte sabiduría para manejar nuevas situaciones. Gracias por escondernos en tu amor y fortalecernos cuando nos sentimos débiles.

Te entregamos este año escolar y oramos que tú obres en nuestros corazones, haciéndonos crecer en obediencia y trayendo gloria a ti en todo lo que decimos y hacemos.

Hazlo propio

Alaba a Dios: En este pasaje de las Escrituras, ¿qué cosas te dan razones para alabar a Dios y darle gracias por quién es Él y lo que está haciendo? Agradécele por algunas cosas, tanto generales como específicas, y entra a su presencia con regocijo.

Confiesa: ¿Qué cosas le tienes que decir a Dios acerca de cómo tu corazón o tus acciones pudieran (intencional o no intencionalmente) desviarse hacia la autosuficiencia o incluso la desobediencia? ¿Cómo has confiado en tu propia sabiduría o resistido a su presencia, mandamientos o cuidado?

Comparte tu corazón: ¿Qué cosas necesitas decirle al Señor que surgen de tu humilde preocupación? ¿Hay dudas que permanecen, preocupaciones que albergas, o cosas que necesitas entregar a Él?

Pide: ¿En qué área necesitas sabiduría, ayuda o gracia? Cuéntale al Señor dónde sientes tu debilidad y qué necesitas específicamente, dejando que Él tenga la última y perfecta palabra en cómo esas necesidades son suplidas y esas oraciones contestadas.

Este material fue preparado y publicado originalmente por el equipo de Risen Motherhood. Traducido, adaptado y publicado con permiso.

Compartir:

Autor

  • Annie VanderHeiden sirve como Editora en Risen Motherhood y su hogar está en el hermoso área del noreste pacífico de Estados Unidos. Ella orgullosamente abraza el clima lluvioso, el café artesano, y caminatas en la playa junto a su esposo, su pequeña bebé y su perro goldendoodle. Puedes conectarte con ella en Instagram.

Publicaciones relacionadas

3 palabras de ánimo para madres deprimidas

3 palabras de ánimo para madres deprimidas

Cuando el reloj marca la medianoche [Nota del editor: Si bien creemos que el evangelio brinda esperanza en todo nuestro sufrimiento, reconocemos que la depresión y otras luchas de salud mental son experiencias complejas e individualizadas. Como tal, este artículo no...

Supermamá no existe (pero madres fieles sí)

Supermamá no existe (pero madres fieles sí)

Hace un par de años, una jovencita que pedía dulces tocó a mi puerta con un disfraz memorable. Sostenía una muñeca mientras una capa tipo héroe cubría su espalda. De su cuello colgaba un pequeño cartel de pizarra con la palabra “mom” escrita en letras grandes. "¡Soy...

Orando la Biblia: Cuando no es fácil sentir gratitud

Orando la Biblia: Cuando no es fácil sentir gratitud

[En esta serie, Orando la Biblia, estamos tomando la idea que Donald Whitney promueve de orar las Escrituras y procurando hacértelo práctico al compartirte pasajes de la Escritura, una oración modelo y algunas preguntas guiadas para ayudarte a que puedas apropiarte de...