Categoría: Enseñanza,Padres

¿Por qué Crianza «Reverente»?

mayo 25, 2019

¡Bienvenido a la página “Crianza Reverente”! Sin importar cómo llegaste aquí, esperamos que este ministerio pueda ser de ayuda espiritual y apoyo práctico en tu tarea de criar a tus hijos.

Probablemente te estás preguntando “¿por qué el nombre Crianza Reverente?” ¡Gracias por preguntar!

Permíteme primero hacerte una pregunta a ti. Suponiendo que tienes hijos, ¿dónde, o en quién, crees que encuentres el conocimiento que necesitas para criar correctamente a tus hijos? ¿Quién sabe lo que realmente va a servir para formarlos en adultos maduros?

Tu respuesta a esta pregunta es clave. Indica cuál es el objeto verdadero de tu fe. Si confías en ti mismo, tu propia sabiduría e ingenio, tus decisiones diarias reflejarán esa autoconfianza. Si confías en “expertos” solamente, pasarás tu tiempo leyendo y escuchando muchas opiniones, y terminarás inseguro o confundido.

¿Qué pensarías si te dijera que hay un experto totalmente confiable, que entiende perfectamente cómo funciona y qué necesita tu hijo, que ha hecho disponible toda la información necesaria para que aprendas sus métodos, y que, además, provee recursos para que no falte ningún instrumento ni herramienta necesaria? ¡Parece una estafa! Pero es real.

Dios, el Creador y Diseñador tuyo y de tus hijos, los conoce íntimamente, los ama incondicionalmente, y te provee de todos los recursos espirituales que necesitas para la sabia disciplina e instrucción de tus hijos.

¿Lo crees?

En el fondo de tu corazón, ¿puedes concebir que, si no tuvieras a tu mamá, ni al pediatra, ni al internet, pero tuvieras tu Biblia y al Espíritu Santo, tendrías todo lo que necesitas para saber cómo criar a tus hijos? ¿Crees que Dios está viéndote todo el día, todos los días, y que cada acción y palabra que tomas con tus hijos, Dios lo ve?

En breve, a esto me refiero con “Crianza Reverente”. Tú, tus hijos, Dios. Delante de Dios, consciente de Dios, viviendo en su presencia.

Te comparto los siete principios fundamentales que creemos forman la base para la crianza que Dios quiere ver practicada en cada hogar cristiano.

  1. Dios: Creador y Autoridad absoluta sobre la familia.
    Puesto que Dios es el creador y diseñador de cada padre, madre, e hijo, reconocemos que Él tiene autoridad absoluta en nuestras vidas y que los hijos no pertenecen a los padres. Cada aspecto de nuestra vida física, emocional y espiritual debe someterse a su soberana autoridad. Es el Experto que ha provisto todo para la vida y la piedad.
  2. La Palabra: recurso esencial y suficiente para la crianza.
    Puesto que la Palabra de Dios es la revelación completa de su persona y voluntad, la tomamos como el único recurso esencial y suficiente para la crianza de los hijos. Creemos que la Palabra contiene cada principio necesario para entender quién es Dios, quién soy yo como padre o madre, quién es mi hijo, cuáles son sus necesidades, y cómo se suplen.
  3. La reverencia: el estilo de vida de la crianza.
    Puesto que Dios establece el temor de Jehová como el estilo de vida que le agrada y el único camino a la sabiduría, los padres buscamos vivir cada momento de la crianza en reverencia delante de Dios. Vivir en el temor de Jehová implica respetarle, adorarle, y reconocerle en todos nuestros caminos. Al vivir en reverencia estaremos cumpliendo la razón de ser de toda persona: adorar a Dios de todo corazón.
  4. La familia: creada para extender el reino de Dios en la tierra.
    Puesto que Dios creó a la familia con el propósito de extender su reino sobre la tierra, los padres somos representantes y embajadores de Dios en el hogar. La salud espiritual de la familia brota de la devoción personal de cada padre y madre a Dios, y luego de su compromiso a cuidar de la relación humana más importante en el hogar, el matrimonio. Ya que la iglesia local también es una parte esencial del proceso de extender el reino de Dios y formar a los hijos en futuros embajadores del reino, el compromiso con ella forma parte esencial de una crianza reverente.
  5. Los hijos: personas independientes y pecadoras, necesitadas de arrepentimiento y fe.
    Puesto que la Biblia declara que la naturaleza fundamental de cada persona es pecadora destituida de la gloria de Dios, aceptamos que los corazones de nuestros hijos son engañosos, en necesidad constante de arrepentimiento y fe en Cristo. Cada hijo es una persona independiente con necesidades, debilidades, y fortalezas propias. Los padres debemos pastorear con compasión y sensibilidad a cada hijo, disfrutando su individualismo.
  6. Los padres: autoridad en el hogar para disciplinar y discipular.
    Puesto que Dios otorga la autoridad en el hogar a los padres, ejercemos esa autoridad para disciplinar e instruir en el Señor. La jerarquía establecida por Dios (esposoàesposaàhijos) es para el beneficio mutuo de cada miembro de la familia. Los padres no debemos temer exigir obediencia y honra, entendiendo que este es el camino de bendición para los hijos. Cada padre dará cuenta por su propia familia, por lo que cada matrimonio toma decisiones para su propio hogar sin compararse con otras familias.
  7. La meta: creyentes que glorifiquen a Dios y disfruten de Él para siempre.
    Puesto que Dios tiene objetivos eternos y espirituales para sus hijos, los padres sometemos nuestras metas y métodos de crianza a sus objetivos trascendentes. Entendiendo que toda conducta fluye del corazón, nos enfocamos principalmente en instruir su mente para informar su corazón y así afectar su conducta (cabezaàcorazónàconducta), pastoreando y guiándoles hacia Cristo. Así podrán llegar a disfrutar de Dios al creer, amar, obedecer y servirle de todo corazón.

Espero que te quedes aquí conmigo, y que podamos caminar por la vida de la crianza juntos, buscando glorificar a Dios diariamente en nuestro hogar. No olvides escuchar el podcast semanal, leer otros artículos, y ver recomendaciones de buenos libros relacionados con la crianza.

 

Compartir:

Autor

  • Susi Bixby

    Susi es la fundadora de Crianza Reverente y anfitriona del podcast, mamá de un adolescente y dos adultos jóvenes, y esposa de Mateo Bixby, uno de los pastores de Iglesia Bautista la Gracia en Juarez, NL, México. Juntos colaboran también en la Universidad Cristiana de las Américas en Monterrey, NL.

Publicaciones relacionadas

Verdades y tips para el discipulado de adolescentes

Verdades y tips para el discipulado de adolescentes

Cuando la gente escucha que tres de nuestros cuatro hijos están en su adolescencia, a menudo se quedan sin aliento. O gimen. O me miran fijamente, parpadeando, tratando de asimilar lo que acaban de aprender. Lo entiendo. Todos los padres de adolescentes se sienten...

3 palabras de ánimo para madres deprimidas

3 palabras de ánimo para madres deprimidas

Cuando el reloj marca la medianoche [Nota del editor: Si bien creemos que el evangelio brinda esperanza en todo nuestro sufrimiento, reconocemos que la depresión y otras luchas de salud mental son experiencias complejas e individualizadas. Como tal, este artículo no...

Supermamá no existe (pero madres fieles sí)

Supermamá no existe (pero madres fieles sí)

Hace un par de años, una jovencita que pedía dulces tocó a mi puerta con un disfraz memorable. Sostenía una muñeca mientras una capa tipo héroe cubría su espalda. De su cuello colgaba un pequeño cartel de pizarra con la palabra “mom” escrita en letras grandes. "¡Soy...